Capilla de san Jerónimo

En un rincón del claustro alto

En un espacio cuadrado de unos 16m2, robados a una esquina del patio del claustro, se contruye entre 1545 y 1550 esta completa capilla renacentista.

A la mano de Juan de Vallejo

Es maestro de obras de la Catedral en ese momento y su estilo de suaves relieves rebajados y detalles fundados en la fantasía renacentista está aquí más presente que nunca.

El panteón para Francisco de Mena

Arcediano de Lara y canónigo en la Catedral es el fundador y promotor de esta su capilla funeraria.

En ella consiguieron meter todos los elementos principales, excepto órgano y coro.

¿Dónde está la sacristía?

Una pequeña puerta entre el altar y el muro del sepulcro da paso a una estrecha escalera que llevaba al claustro bajo, donde se ubicaba la sacristía.

El retablo a san Jerónimo

Es contemporáneo a la capilla, realizado por Diego Guillén, colaborador de Vallejo.

Es muy evidente la influencia del gran retablo mayor de la capilla de los Condestables.